El aceite de oliva virgen extra (AOVE) se diferencia por el tipo de aceituna empleada al momento de su producción. En España existen 260 variedades distintas, aunque no todas se usan para la fabricación de este producto tan importante para realzar el sabor de tus comidas.

La hojiblanca y el picual son dos de las más utilizadas en el país, razón por la cual es preciso conocer sus principales características para luego detallar las diferencias más significativas.

Aceite de oliva virgen extra-picual

El aceite de oliva virgen extra-picual es uno de los más conocidos del mundo, siendo el más abundante en España, especialmente en la provincia de Jaén, donde representa el 95% de la superficie cultivada.

Las aceitunas de esta variedad tienen forma de pico, por eso su nombre. Destaca por el intenso aroma a tomatera, su color ligeramente verde y su sabor amargo y algo picante.

Entre sus principales usos, destaca por tener la capacidad de freír muy bien porque soporta las altas temperaturas gracias a sus propiedades antioxidantes. Además, por su estabilidad, conserva a la perfección carnes, embutidos y quesos.

Por último, por su alto contenido de ácido oléico y polifones, muchas personas consumen el aceite de oliva extra virgen picual en crudo, en desayunos (sobre tostadas, por ejemplo) o para aliñar y potenciar el sabor de todo tipo de ensaladas.

Aceite de oliva virgen extra hojiblanca

Este aceite se cultiva, principalmente, en las provincias de Málaga y Sevilla y se conoce con este hombre porque sus hojas son de un color claro. El AOVE hojiblanca posee tonos dorados y un sabor muy suave.

Estas características hacen que sea una excelente opción para preparar mayonesa casera, aliñar ensaladas, untar tostadas y también para freír, aunque cabe remarcar que es menos estable que el picual.

Principales diferencias entre hojiblanca y picual

Entre las principales diferencias entre ambos aceites, encontramos que, en boca, la hojiblanca presenta un gran dulzor con un ligero picor al final, mientras que el picual tiene un marcado sabor amargo.

En lo que respecta a su aroma, el aceite de oliva virgen extra-picual sobresale por sus toques de tomate, mientras que la hojiblanca destaca por su fragancia a hierba fresca, manzana y plátano.

Por último, es preciso señalar que el picual es la más saludable de los dos porque presenta un alto porcentaje de ácido oleico y polifenoles, dos componentes que brindan importantes beneficios para el organismo.