Hoy os queremos acercar un plato sencillo, rico y saludable, que supone una fusión de colores y sabores. Se trata de un salmorejo color burdeos donde nuestra protagonista es ella, la remolacha, un alimento rico en vitaminas que aporta grandes beneficios como ser una fuente de hierro y ayuda en las enfermedades cardiovasculares.

El uso del AOVE en este plato aporta un sabor rico y vivo. Para esta receta, desde Aceite Spain os recomendaremos un ARBEQUINA, pero siempre se aceptan otras variedades de Aceite de Oliva Virgen Extra en función de los gustos del consumidor.

INGREDIENTES

  • 2 remolachas cocidas. Aprox 500g
  • 300g de tomates de pera maduros
  • 40g de pimiento rojo
  • 80g de queso azul o roquefort
  • ½ manzana preferiblemente variedad Golden
  • 40g de AOVE, preferiblemente variedad ARBEQUINA.
  • 125ml de agua
  • ½ ajo que no sea grande
  • 40g de miga de pan de telera (recomendamos que sea del día anterior)
  • 15g de vinagre de manzana o vinagre de frambuesa
  • Un poco de limón
  • 1 hoja pequeña de albahaca fresca
  • 1 cucharadita colmada de sal

PREPARACIÓN

  1. Pesamos y reservamos el AOVE.
  2. Batimos el ajo, las remolachas, los tomates y la sal hasta que tenga una textura líquida.
  3. Añadimos el vinagre y el agua hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Añadimos la miga la miga de pan a la masa para que se empape y lo dejamos reposar 20 minutos.
  5. Trituramos todo junto una vez más. Con una velocidad media batimos añadiendo el aceite despacio para que emulsione.
  6. Por otro lado, cortamos la manzana en daditos, la regamos en limón y lo mezclamos bien para evitar que se oxide.
  7. Servimos el salmorejo frío con el queso desmenuzado y con los daditos de manzana. Otro posible acompañamiento son las nueces y las virutas de jamón ibérico.