Aceite Arbequina

De alto contenido en ácidos grasos oleico, insaturados, monoinsturados y polifenoles, muy recomendable para reducir el colesterol y en dietas infantiles.

Con un aroma frutado a aceituna, plátano y manzana, y un toque de percepción dulce, el aceite arbequina es el aceite de oliva virgen extra para quienes buscan un sabor suave, que no se aprecie amargor ni picor.

Tiene un tacto delicado, fluido y suave que hace que sea la mejor variedad para empezar a introducir el aceite de oliva en la dieta de niños o personas que no están acostumbradas a consumirlo.

Buscar por precio

Variedades

Formato Latas

Mostrando todos los resultados 8

Aceituna Arbequina

Usos del aceite arbequina

El delicado sabor del aceite arbequina lo convierte en el complemento perfecto para desayunos, papillas, todo tipo de platos y, en especial, postres y repostería, llegando a ser un sustituto de la mantequilla.

Su aroma frutado también hace que sea un aceite perfecto para acompañar ensaladas que contengan frutas y todo tipo de alimentos crudos. Tostadas con tomate o mermelada, macedonias… Cualquiera de estos platos es ideal para añadir un toque de aceite arbequina.

El aceite arbequina, además, es el ingrediente perfecto para preparar salsas frías como salmorejo o mahonesa, y para cocinar y marinar pescados y mariscos.

También se complementa perfectamente con el chocolate, por eso, además de ser muy utilizado en la repostería, el pan con aceite y chocolate ha sido tradicionalmente la merienda estrella de Arbeca, su lugar de procedencia.

Este aceite es, quizás, el más delicado de los AOVE´s, por ello debe prestar mucha atención a su conservación: resguardado de la luz y alejado de fuentes de calor que podrían alterar sus características.

Origen y producción del aceite arbequina

El aceite arbequina procede de la aceituna arbequina, original de Palestina. En el siglo XVII, el Duque de Medinaceli plantó por primera vez en España esta variedad para el jardín de su castillo, situado en Arbeca, Lérida. Su procedencia del pueblo catalán ha sido la que le ha dado nombre. Hoy en día, su producción se ha extendido por todo el país, siendo bastante común en los terrenos de Andalucía, Aragón y Castilla La Mancha.

Al tratarse de un aceite de oliva con un sabor muy suave, es uno de los favoritos también en otros países, donde el consumo de aceite de oliva no es tan habitual.

La aceituna arbequina pasa por dos etapas, en la primera, con un color verde o amarillo, y una segunda etapa, cuando ya ha madurado, en la que su color se vuelve negro. El aceite arbequina es temprano, y esto significa que se hace con las aceitunas que se recogen al principio de la campaña, cuando aún están verdes.